Trataré a todo el mundo afablemente
aunque los demás sean déspotas conmigo.
No seré juzgada por la desfachatez que recibo de ellos,
sino por la que nunca nadie recibirá de mí.